“El que apuesta a la industria innovadora gana más y mejor” – Alberto Saul

By: | Tags: , , , , , | Comments: 0 | septiembre 16th, 2014

Con motivo de las celebraciones por el Día de la Industria, el titular de Argenomics, Alberto Saul, reflexiona sobre los avances alcanzados por nuestro país en ciencia y tecnología. “Están dadas las condiciones para invertir en productos de alto valor agregado”, dice el empresario.

 

¿Cuál es su evaluación sobre el desarrollo del sector biotecnológico argentino en los últimos diez años?

– En la última década Argentina cambió su propio paradigma industrial. Pasó de ser una industria “acumuladora de fierros” y productora de commodities como carne, soja y algunos otros productos y servicios de poca diferenciación, a ser una industria “inteligente” que invierte en conocimiento, investigación, desarrollo e innovación. Esto convierte al país en un jugador relevante mundialmente en productos y servicios de alto valor agregado, con una matriz industrial más amplia, compleja y desarrollada. De hecho se recuperaron industrias como la metalmecánica, la automotriz, la alimentaria, la energética, la farmacéutica y se crearon nuevas como el sector de tecnología informática y software. A esto hay que agregarle el sostenido desarrollo que estamos teniendo en materia de biotecnología aplicada al agro, veterinaria y salud humana. En Argenomics duplicamos año a año la participación de mercado con importantes inversiones en el país que movilizan la economía local.

 

¿Consideran que en el país hay incentivos para invertir en ciencia y tecnología?

– Sí, absolutamente. El desarrollo que mencioné anteriormente estuvo facilitado en parte por el rol activo del Estado, que a través de la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e innovación productiva facilitó el acercamiento de la ciencia a la industria. Tal es el caso del programa Raíces, que recuperó a más de mil investigadores de alto hándicap. También se puede mencionar el constante aliento al trabajo articulado entre sectores público y privado, que acercan a la industria con la universidad y fomentan el trabajo colaborativo dentro del mismo sector.

 

¿Cómo impactan estas políticas en el caso particular de Argenomics?

– Nuestra empresa cuenta con varios proyectos de alto interés e impacto motivados por este tipo de herramientas. Son iniciativas que apuntan no sólo a crear un mercado local, sino también a reemplazar importaciones innecesarias, generar exportaciones que ayuden a incrementar divisas y al mismo tiempo motorizar la economía local. Esto nos permite generar nuevas alianzas con proveedores y clientes alentando en muchos casos el desarrollo y la producción local de insumos que históricamente se importaban.

 

¿Esto quiere decir que en Argentina es posible apostar a la innovación en ciencia y tecnología como negocio?

– Claramente Argentina ya se va perfilando como un país altamente atractivo en el cual invertir en proyectos industriales de innovación y valor agregado. Cada vez más los productos y servicios locales son valorados y cotizados en otras plazas por su calidad y competitividad. Está demostrado que la coherencia en materia de políticas de promoción de la ciencia y la tecnología da como resultado empresas que invierten en investigación y desarrollo, lo que genera industrias más innovadoras, prósperas y rentables.

 

¿Cuáles son las ventajas competitivas de nuestro país en este terreno?

– Argentina sigue siendo caracterizada como un país con gente y profesionales educados de gran formación y capacidad de resolución, casi como una marca registrada. A esto se le suma el hecho fundamental de que en nuestro país existe una política de Estado que garantiza la continuidad de las herramientas que impulsan el desarrollo de la industria innovadora. La deuda sigue siendo, tal vez, la ausencia de la banca privada y de los capitales privados y extranjeros como financiadores naturales de proyectos de inversión. Esto tiene que ver con un contexto global e internacional que tiende a una retracción de las economías más importantes, lo que hace aún más meritorio el desarrollo conseguido. En materia de apertura económica con el mercado externo, si sumamos importaciones y exportaciones, nuestro país está más abierto que nunca en esta década. Esto no implica que no haya algunos problemas puntuales de importaciones, pero lo importante es que se persigue un objetivo virtuoso de defensa de la industria local. Mi lema es: el que apuesta a la industria gana, pero el que apuesta a la industria innovadora gana más y mejor.

Share